Seleccionar página

Herbert Schuch

Solistas

«Busco que la música no sólo suene, sino también que hable». La búsqueda de Herbert Schuch por la comunicación con el público desde el podio, así como su particular sentido por la afinidad entre compositores, se ha plasmado en celebrados programas y grabaciones. Así, en su disco “Invocation” (2015) el sonido del piano se transforma sucesivamente en un coro gregoriano, en campanadas y en una oración en busca de espiritualidad.

En los últimos tiempos Herbert Schuch se ha dedicado intensamente a la música de Ludwig van Beethoven y ha grabado un disco combinando sus tardías Bagatelas op.119 con la «Musica ricercata» de György Ligeti. En el año Beethoven 2020 se publicaron varios CD que subrayan las múltiples facetas artísticas de Herbert Schuch: El CD en solitario «Reflecting Beethoven», que ahonda en la la influencia de Beethoven en los siglos XX y XXI, y la grabación de una singular obra con Sony Classical: El Doble Concierto de Johann Nepomuk Hummel junto a la violinista Mirijam Contzen, la WDR Sinfonierorchester y Reinhard Goebel.

Sus proyectos en la temporada 2021/22 entre otros engloban el ciclo integral de las Sonatas de Beethoven, recitales en dúo con la violinista Vilde Frang, conciertos con la pianista Gülru Ensari en el Klavierfestival Ruhr y con la Orquesta Sinfónica de Bamberg en Hong Kong, así como un nuevo CD con obras de Schubert y Janacek.

Herbert Schuch colabora habitualmente con prestigiosas orquestas como la London Philharmonic Orchestra, City of Birmingham Symphony Orchestra, NHK Symphony Orchestra, Orquesta del Teatro Mariinsky con Valery Gergiev, Residentie Orkest Den Haag, Orchestra della RAI Torino, Orchestra della Svizzera Italiana, Filarmónica de Munich, Sinfónica Alemana de Berlín, Sinfónica de Bamberg, Filarmónica de Dresde, todas las Orquestas de la Radio alemanas, Filarmónica de Hamburgo, Danish Radio, Orquesta Nacional de Bélgica, Camerata Salzburg y Festival Strings Lucerne, así como con directores como Andrey Boreyko, Douglas Boyd, Lawrence Foster, Gustavo Gimeno, Reinhard Goebel, Mirga Grazinyte-Tyla, Eivind Gullberg Jensen, Jakub Hrusa, Jun Märkl, Riccardo Minasi, Kent Nagano, Yannick Nézet-Séguin, Jonathan Nott, Markus Poschner, Michael Sanderling, Jukka-Pekka Saraste, Markus Stenz y Valery Gergiev. Actúa en importantes salas y festivales internacionales como el Kennedy Center, Filarmonía del Elba de Hamburgo, Konzerthaus Berlin, Filarmonía de Colonia, Festival de Salzburgo, Festival Radio France Montpellier, Festival de Piano del Ruhr, Rheingau Musik Festival, Kissinger Sommer, Heidelberger Frühling y el Festival Schumann de Düsseldorf.

.

Nacido en Temesvar (Rumanía) en 1979 en el seno de una familia de origen alemán, recibió sus primeras lecciones de piano en su ciudad natal con la profesora Maria Bodo antes de trasladarse a Alemania junto a su familia en 1988, donde reside desde entonces. Continuó sus estudios con Kurt Hantsch y con el profesor Karl-Heinz Kämmerling en el Mozarteum de Salzburgo. Sus recientes encuentros y trabajo con Alfred Brendel le han marcado de forma especial. Se dio a conocer internacionalmente cuando ganó tres importantes concursos en un solo año, el Concurso Casagrande, el Concurso Internacional de Piano de Londres y el Concurso Internacional Beethoven de Viena. En 2005 obtuvo el 1er Premio del Concurso de Piano de Santander.

Herbert Schuch comparte su pasión por la música de cámara en escenarios con músicos como Nicolas Altstaedt, Julia Fischer, Maximilian Hornung, Sebastian Manz y Daniel Müller-Schott y forma un dúo de pianos con Gülru Ensari, con quien ha publicado dos discos con un amplio repertorio que abarca de Mozart a Bernd Alois Zimmermann.

Herbert Schuch también se implica a la promoción de la música clásica en las escuelas mediante la organización “Rhapsody in School” fundada por el pianista Lars Vogt y ofrece clases magistrales de forma habitual.

.

Representación: España y Portugal

Prensa / Herbert Schuch

BBC Music Magazine, marzo 2014
“Irresistible interpretación de Schuch, que se centra en la oscuridad compartida de Schubert y Janacek. Aporta una abrasadora intensidad, un rango expresivo magnífico y una identificación intuitiva con las cualidades más inaprensibles pero al mismo tiempo vitales de estos compositores. Puntuación: 5 estrellas”

Conciertos con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León en L’Auditori de Barcelona
“En el caso de los tres pianistas invitados [Alice Sara Ott, Alexandre Tharaud y Herbert Schuch] curiosamente fue el pianista menos famoso, Herbert Schuch, quien causó mejor impresión con una versión del Concierto para piano nº4 de Beethoven llena de expresividad y elegancia en el fraseo.”
Javier Pérez Senz, Scherzo, Junio 2013

“Rhapsdy in blue” de Gershwin con la WDR Sinfonieorchester en la Filarmonía de Colonia bajo la dirección de Kristjan Järvi
Al comienzo de la velada Herbert Schuch, al que cada vez podemos escuchar con más frecuencia en Colonia, volvió a demostrar su brillante técnica como solista en “Rhapsdoy in blue” de Gershwin. El bis, “Klavierstück n. VII” de Ligeti, también impresionó por su sensible matiz del sonido y la motricidad equilibrada de la mano izquierda.
Kölner Stadt-Anzeiger, 12 de noviembre 2011    

Concierto para piano n. 1 de Liszt con la Orquesta Sinfónica del MDR en el Gewandhaus Leipzig bajo la direción de Jun Märkl
Pocas veces las transiciones entre las partes del piano y de la orquesta resultan tan naturales, lógicas y lisas. Schuch contrapunteaba la melodía del clarinete con inaudita suavidad y centelleaba por encima del tutti orquestal con arpegios desbordantes.
Leipziger Volkszeitung, 4 de octubre 2011 

Concierto para piano n. 1 en el Kisinger Sommer von los Bamberger Symphoniker bajo la dirección de Jonathan Nott
Herbert Schuch toca un Liszt resplandecientemente claro, con octavas deportivas y un piano que porta maravillosamente. Donde la obra se lo permite hace cantar al piano de cola con tanta naturalidad como Sabine Meyer su clarinete, y después del extrovertido Liszt interpreta un Bach meditativo y casi absorto.
Main-Post, 4 de julio 2011

Aunque el Concierto para piano en Mi b M de Liszt comienza con gestos grandes e imponentes, que se alargan por toda la obra y resultan especialmente exigentes para el solista, y a pesar de que este desafío le resultara estimulante Schuch apuntaba a otros aspectos: los diálogos delicados con los vientos, los momentos líricos, divertidos y fantasmagóricos, que no soportan el trueno. Y a los ritmos modernos, que relativizaban el patetismo que suele imprimirse a esta obra.
Der Fränkische Tag, 4 de julio 2011  

Sobre su CD “Sehnsuchtswalzer”, OehmsClassics OC 754
Una sabia exploración de repertorio alrededor de Schumann. En ella Schuch evidencia técnica, inteligencia y sensibilidad!
Die Zeit, 9 de diciembre 2010 

Festival Beethoven, Australian Youth Orchestra. Director: John Nelson. Piano: Herbert Schuch. Adelaide Festival Theatre, julio 2009
A veces el deseo de demostrar excelencia más allá de lo esperado disminuye con la madurez y la fama, y hay algo encantador en el talento en ciernes determinado a demostrar su valor. Este ha sido definitivamente el camino que el pianista Herbert Schuch -nacido en Rumanía- ha trazado. El pianista ha llamado la atención de forma inteligente eligiendo lanzar su carrera de intérprete en la escena internacional con piezas que sólo han intentado los pianistas más aclamados y logrados. Su pulida interpretación llevó a la admiración, no sólo de la audiencia, sino también de toda la orquestra, quien demostró su apreciación con el tradicional golpe de pies.
The Independent Weekly, 27 de julio 2009

Recital del 27 de enero 2009 en el Herkulessaal de Múnich
“Avanzada emoción musical – joven pianista da una actuación altamente convincente en Múnich”
Herbert Schuch no hace un mal uso de las ‘Bagatelas’ de Beethoven como si fueran piezas de calentamiento; en lugar de eso, saca a la luz en estas miniaturas altamente fragmentadas de la fase final creativa de Beethoven numerosas idiosincrasias que van desde lo encantador a lo violento (…) Algo más inusual para un pianista alemán es el fino gusto de Schuch por las extravagancias armónicas de las últimas obras de Scriabin, su exuberancia controlada. Y hace que el ‘Gaspard’ de Ravel brille y baile de forma elegante con arte atrevido, mostrando increíbles contrastes. Anuncia su bis, dos de las piezas ‘Elis’ de Heinz Holliger (1961). De una forma inteligente, da una explicación de la música y se gana un entusiástico aplauso por ello. El pianista hizo una actuación impresionante.
Süddeutsche Zeitung, 29 de enero 2009

Beethoven: Concierto para piano n. 5 con Real Filharmonia de Galicia bajo la dirección de Christoph König, 20 de Noviembre 2008 en el Auditorio de Galicia, Santiago de Compostela
La segunda parte del concierto traía una nueva y estupenda sorpresa en la persona del joven rumano Herbert Schuch, de impresionante currículo concursal (léase esto en su acepción festiva y no mercantil). Me gustó, y mucho, que Schuch diera las cadencias iniciales del Emperador sin demasiadas alharacas, como si estuviera advirtiendo a todos de que lo mejor viene después: excelente inicio de una interpretación excelente, ágil pero seria, noble pero no pesada, con el punto de nervio de quien parece -pero sólo lo parece- estar examinándose de nuevo. Aquí hubo bastante más que dedos. (…) Mientras Schuch iba desgranando la célebre Campanella de Liszt que dio de propina -y qué pedazo de propina, y qué soltura y qué naturalidad la del pianista-, pensé que a este joven seguramente le aguarda una carrera exitosa.
Mundoclasico.com, Alfredo López-Vivié, 26 de noviembre 2008

Solicite más información sobre nuestros artistas

 

Estaremos encantados de atenderle y de estudiar sus ideas y necesidades de forma personalizada.